La gamificación, entendida como el uso del pensamiento y la mecánica del juego en contextos ajenos al mismo para involucrar a los usuarios, ha sido un tema candente desde aproximadamente 2010. Los proyectos que emplean la gamificación han incrementado desde entonces y el uso del conocimiento de la psicología social y otras ciencias sociales ha hecho que muchos de ellos hayan alcanzado un gran éxito. En resumen, la gamificación se basa en la combinación de: Amigos, Diversión y Comentarios.

Sin embargo, no todas las empresas saben cómo aplicar los componentes de interacción en sus programas de fidelización. El uso de insignias, niveles de progreso y marcadores atractivos no significa que su programa esté gamificado. Es la combinación de una serie de elementos y mecanismos sociales junto con una clara estrategia empresarial, lo que crea nuevas posibilidades para aumentar la satisfacción del cliente.

La gamificación puede ser una forma sencilla de mejorar un programa de fidelización ya existente. Hoy en día, hay gran cantidad de elementos de gamificación que podemos utilizar. La mayoría son tan comunes que no los identificamos por lo que realmente son.

Recordatorios de tareas no completadas o de largo plazo

Aquí puede utilizar barras de progreso. ¡Esta es una buena táctica si está interesado en aumentar el conocimiento de su marca!

Los logros deben ser recompensados

La motivación del cliente aumenta cuando saben que obtendrán algo a cambio de su tiempo y esfuerzo.

No hay diversión sin un desafío

Lo fácil es aburrido y un desafío hace que las cosas sean emocionantes. Hacer que las tareas sean repetitivas y aburridas disminuirá la participación del usuario.

Haga que los usuarios sientan que tienen el control

Dales libertad de elección y nunca les fuerces. Puede usar notificaciones para recordarles las tareas que vencen u ofrecer logros y desafíos únicos.

Consiga que sus usuarios se sientan optimistas

Sus usuarios deben sentirse optimistas acerca de poder alcanzar su objetivo. Hágalos desafiantes, pero alcanzables.

Elija colaboración en lugar de competencia

A veces, utilizar la competitividad no es el camino a seguir. En tales casos, una estrategia mucho mejor es utilizar mecanismos de colaboración.

Los juegos tienen un solo propósito: entretener a los jugadores, utilizando historias y gráficos elaborados para crear experiencias realistas. El objetivo es que los jugadores se sumerjan tanto en el juego y en el rol que se sientan parte del mismo. La gamificación va más allá: está orientada a los negocios y debe ser relevante. Incluso una forma simple de gamificación bien desarrollada traerá resultados positivos para el programa de fidelización. Después de todo, a todo el mundo le gusta evadirse y jugar de vez en cuando.

También te puede interesar:

¿Los programas de fidelización reflejan realmente lo que más les importa a los clientes?

ebook Cómo la fidelización aumenta los ingresos
¿Interesado en conocer más?

Cuéntenos sus necesidades de negocio. Estamos a su disposición.