Como fabricante y proveedor de servicios y soluciones de primera clase en la Industria de TI, Comarch está ampliando su cooperación con GS1, una organización global sin fines de lucro dedicada a desarrollar y aplicar normas en el sector de la gestión de la cadena de suministro. Bélgica y España son los siguientes países donde Comarch iniciará su cooperación en la implementación y promoción de las normas y soluciones de GS1 para optimizar los procesos de negocio en empresas, por medio del intercambio electrónico de datos y de conformidad con las normas vigentes.

Desde hace varios años, Comarch ha trabajado con GS1 en muchos países, incluyendo Polonia, Francia, Alemania, Rusia, Croacia y Ucrania, donde está participando activamente en los trabajos de adaptación de las normas para cumplir con las necesidades del mercado y las soluciones de desarrollo que mejoren el intercambio de información entre los socios dentro de la cadena de suministro.

El intercambio electrónico de datos entre empresas y la normalización de los mensajes permiten una cooperación eficaz entre los socios, indiferentemente de los sistemas de TI usados en las empresas o su avance tecnológico. Esto se refleja en una mejora de la organización y en la reducción de los gastos de explotación; pero, ante todo, en un fortalecimiento de la posición de la empresa en el mercado y en la obtención de ventajas competitivas. Hemos estado cooperando con GS1, porque también nos preocupamos de que el “lenguaje” usado en el intercambio de información entre las empresas sea legible y los sistemas de tecnología de la información se desarrollen siguiendo las necesidades de los negocios, comenta Bartlomiej Wojtowicz, Product Manager, Comarch EDI.

GS1 es una organización internacional sin fines de lucro dedicada al desarrollo y la implementación de normas para la identificación y la comunicación en las cadenas de suministro. GS1 se concentra, entre otros, en varios sectores: la normalización de los soportes de datos, como códigos de barras (GS1 BarCodes) o circuitos cerrados (tags) por radiofrecuencia (GS1 EPC) usados, por ejemplo, por minoristas, fabricantes y proveedores; la normalización de mensajes en el intercambio electrónico de datos  (GS1 eCom); también se centra en la Red Mundial de Sincronización de Datos (GS1 GDSN), así como en cuestiones relacionadas con el intercambio de información sobre eventos basados en tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID) e Internet. Las normas y las soluciones desarrolladas e implementadas en la empresa contribuyen a la reducción de los costes en la realización de negocios y, en particular, de los gastos de explotación en las cadenas de suministro. 

Comarch es uno de los líderes del mercado polaco con respecto a la implementación de normas globales GS1 en la comunicación B2B. Durante muchos años, hemos estado promoviendo e implementando soluciones basadas en las normas internacionales GS1, convirtiéndose en una forma de lenguaje global de negocio que facilita y simplifica la introducción de una comunicación automática entre las empresas en la cadena de suministro. Uno de los éxitos conseguidos conjuntamente ha sido el acuerdo y la implementación de normas para la facturación electrónica. Como resultado, muchas empresas de FMCG se han decidido por la facturación electrónica. Actualmente, son pocas las empresas que no usan esta solución. Otros ejemplos de actividades conjuntas incluyen la promoción e implementación de soluciones como O2C (Order-to Cash), que consiste en la combinación de un asesoramiento electrónico de la entrega física, marcado con una etiqueta de logística y unido a sus procesos de pedido, facturación y pago. Ya hemos conseguido la primera implementación documentada en Polonia, que muestra un amplio potencial de ahorro en costes de logística, ya que pueden ser lanzados rápidamente usando soluciones de Order-to-Cash, explica  Elizabeth Hałas, CEO de GS1 Poland.

Además, GS1 proporciona un soporte a los proveedores de soluciones de TI, ayudándoles a adaptar sus sistemas de tecnología para asumir las normas internacionales. Tras pasar una auditoría con éxito, las empresas reciben un certificado que confirma que el producto auditado cumple con las normas GS1. Esta marca es una garantía de que el producto del proveedor de soluciones cumple los requisitos necesarios para poder ser implementado y usado de conformidad con las normas globales GS1.  Eso significa que al usar este tipo de sistema, podrá ser integrado fácilmente en la cadena de suministro de un nuevo socio, y se podrá vincular rápidamente, sin inversiones adicionales en el hardware ni en el software.

Por ejemplo, nuestro producto Comarch EDI E-Invoicing ha superado con éxito una auditoría llevada a cabo por GS1 en Polonia y Francia, y ha obtenido un certificado que confirma que cumple las normas y las legislaciones locales, menciona Bartlomiej Wojtowicz.

 

Comarch EDI

Comarch EDI es una plataforma de integración B2B que garantiza la ventaja competitiva mediante una transmisión más rápida y segura de datos de todos los socios en el mundo. Garantizamos la automatización del procesamiento de datos en toda la cadena de suministro, empezando con el proceso del pedido, pasando por la entrega hasta llegar a la facturación y el procesamiento de los pagos.

La plataforma Comarch EDI ha alcanzado los 15 años de experiencia en los sectores del intercambio electrónico de datos y ofrece su apoyo con más de 70 mensajes y sus aplicaciones están disponibles en 17 idiomas. Más de 400 cadenas de minoristas en toda Europa usan Comarch EDI, incluyendo Tesco, Carrefour y empresas como Unilever.

 

Más información:

http://www.comarch.com/trade-and-services/our-solutions/comarch-edi/ 

www.comarchedi.com